martes, 20 de mayo de 2014

Contrato para la formación y el aprendizaje

Contrato para la formación y el aprendizaje
El contrato para la formación y el aprendizaje tiene como objeto que los trabajadores adquieran el nivel de formación técnica y práctica para el desempeño de un oficio o puesto de trabajo que requiere de una cualificación determinada.

La regulación de este tipo de contrato se establece en el artículo 11.2 del Estatuto de los Trabajadores y recoge los requisitos que debe cumplir el mismo.

En primer lugar, el contrato para la formación se debe celebrar con un trabajador que carezca de la cualificación profesional reconocida por el sistema de formación profesional para tal empleo o del sistema educativo y que sea mayor de dieciséis y menor de veinticinco años.

En el precepto se establecen ciertos límites temporales que no pueden sobrepasar este tipo de contratos. No es posible que un contrato para la formación tenga una duración menor de un año ni mayor de tres. Los convenios colectivos pueden establecer distintas duraciones que vengan dadas por las necesidades organizativas o productivas de las empresas siempre y cuando no sean superiores a la duración mínima de seis meses y la máxima superior a tres años establecida legalmente.

Si la duración concertada es menor a la legalmente prevista se puede prorrogar.